Cementos Molins Industrial is a company of the Cementos Molins Group | Corporate web Site

19/11/2018

La Comisión de Sostenibilidad evalúa los sistemas de disminución de las emisiones de CO2

La Comisión de Sostenibilidad evalúa los sistemas de disminución de las emisiones de CO2

La última reunión de la Comisión de Sostenibilidad (CS) de Ciments Molins Industrial, celebrada el 13 de noviembre, se centró en la evaluación de las emisiones de CO2, el principal gas de efecto invernadero, y sobre cómo funcionan los sistemas destinados a reducirlas. Los miembros de la CS -concejales y técnicos municipales de Medio Ambiente, representantes de entidades vecinales y profesionales de la empresa- fueron informados, por una parte, del funcionamiento del llamado Mercado de Derechos de Carbono y, de otra, de las actuaciones que la propia fábrica viene realizando para minimizar la generación de dióxido de carbono durante la producción de cemento. 


Ismael Romeo, director general de la compañía Sendeco2, presentó una ponencia sobre el sistema de comercio de emisiones implementado en los países con más conciencia ambiental tras la firma del Protocolo de Kyoto, el convenio internacional que lucha contra el calentamiento del planeta y el cambio climático. Romeo enfatizó la idea de que, a pesar de que las industrias pueden comprar derechos de emisión de CO2, esto las penaliza de tal manera en los costes de producción que pueden acabar siendo expulsadas del mercado por falta de competitividad. Es decir, el mercado de derechos de carbono lo que busca es incentivar a las empresas a adoptar tecnologías limpias por la vía de premiar a las excedentarias de derechos de emisión y castigar a las deficitarias en términos económicos.  


Por su parte, Manel Guillem director industrial de CMI, explicó las particularidades que afectan al sector del cemento en cuanto a emisiones de CO2. Así, afirmó que el 69% de las emisiones de este gas provienen del proceso de descarbonatación de la piedra caliza, un impacto que ninguna tecnología actual puede evitar. En cambio, las fábricas de cemento sí pueden contribuir a la reducción del 31% procedente de la combustión en los hornos, tanto mediante la inversión en las mejores tecnologías disponibles como por la sustitución de combustibles fósiles por otras procedentes del aprovechamiento energético de determinados residuos. En este último caso, además, las cementeras contribuyen a la solución de un problema social como es la gestión de los residuos, evitando que se destinen a vertederos con el consiguiente impacto ambiental.