Cementos Molins Industrial is a company of the Cementos Molins Group | Corporate web Site

12/02/2021

La fábrica de Sant Vicenç dels Horts reduce aún más sus emisiones mediante la valorización de residuos y energía renovable

La política energética de Cementos Molins Industrial ha permitido cerrar 2020 con nuevas mejoras en la conducta ambiental de la fábrica de Sant Vicenç dels Horts. Los registros acumulados en el último año muestran un comportamiento que ha permitido cumplir una vez más, con creces y holgura, la legislación aplicable y la propia Autorización Ambiental Integrada (AAI). Con ello, las emisiones del horno 6 han quedado muy por debajo de los límites establecidos para todos los compuestos químicos registrados, hasta el punto de que 6 de los 7 medidos ni siquiera han llegado al 15% de los niveles máximos permitidos.

La valorización energética de residuos es una de las líneas principales de mejoras en los que CMI ha focalizado muchos de sus esfuerzos en los últimos años. En 2020, el 44% de la energía térmica consumida en el horno portland se ha obtenido mediante el uso de combustibles alternativos. Esto ha comportado el ahorro de 53 mil toneladas de coque de petróleo, una cantidad equivalente al consumo energético anual de 76 mil hogares. Las 84.309 toneladas de residuos empleadas tienen, además, el beneficio de haber evitado un vertedero como destino, con los consiguientes problemas de contaminación que ello provoca. Esto tiene también un impacto de reducción de las emisiones de CO 2 y es que los residuos que provienen de biomasa, considerados combustibles neutros en carbono, han permitido el ahorro de cerca de 107 mil toneladas de CO 2 , una cifra similar a la que emiten durante un año 91 mil turismos.

Además, cabe destacar que en 2020 un 18,5% de la energía eléctrica consumida por la fábrica provino de fuentes renovables, gracias a la formalización de un contrato PPA de suministro de energía eléctrica de este origen. Este uso ha significado la reducción de casi 5 mil toneladas de las emisiones indirectas de CO 2 , cantidad equivalente al consumo energético anual de 7 mil hogares.

2020 ha sido también el año en que se han implantado herramientas para continuar minimizando el impacto de la actividad industrial en el entorno. Entre ellas cabe mencionar la instalación de equipos duplicados para todos los parámetros que se deben monitorizar en los sistemas de medición en continuo de las emisiones del horno 6, que transmiten los datos “online” a la Generalitat de Catalunya. Esto asegura la disponibilidad de información ante posibles incidencias de los equipos. También, como mejora continua para el control de las emisiones, se ha dispuesto un nuevo sistema de reducción de las emisiones de ácido clorhídrico (HCl) en el horno 6 y también de un sistema de reducción de las emisiones de óxidos de azufre (SO 2 ) en los hornos de CAC.

Tanto los resultados alcanzados como estas inversiones ponen de relieve el compromiso de CMI en la mejora del impacto de las emisiones a la atmosfera, incorporando las mejores técnicas disponibles de manera continua.