Cementos Molins Industrial es una empresa del Grupo Cementos Molins | Ver la web del Grupo

11/03/2021

El Instituto Catalán de la Energía reconoce dos proyectos de mejora energética de la fábrica de Sant Vicenç dels Horts, los únicos de la industria cementera catalana

La apuesta de Cementos Molins Industrial por la descarbonización de la actividad industrial, el ahorro de energía, la eficiencia energética y el incremento de productividad con el mismo consumo energético ha obtenido un nuevo reconocimiento económico e institucional. El Instituto Catalán de Energía (ICAEN) ha evaluado y acreditado los beneficios medioambientales alcanzados por la fábrica de Sant Vicenç dels Horts con la implantación, durante 2020, de dos proyectos encaminados a la mejora de su eficiencia energética. Su inclusión en el Programa de ayudas para actuaciones de eficiencia energética que gestiona el ICAEN con fondos europeos implica recibir una subvención a fondo perdido equivalente al 25% del coste de las inversiones, que han superado los 1,25 millones de euros. Asimismo, constituye una nueva demostración del compromiso de la empresa con la sostenibilidad y por una economía y una sociedad de baja intensidad en el consumo de recursos materiales, baja intensidad energética y neutralidad carbónica.

 

Los proyectos desarrollados son, por un lado, la instalación de un sistema de aprovechamiento del calor excedente del enfriador del horno a la molienda de carbón y, por el otro, el aprovechamiento de los gases calientes de los hornos de Cemento de Aluminato de Calcio para precalentar el aire de combustión del propio horno. Con el primero se conseguirá ahorrar alrededor de 500 m 3 al año de gasoil y se evitará la emisión de 2.800 t de CO 2 anualmente. La segunda inversión servirá para ahorrar alrededor de 2.000 t de combustible anuales y la correspondiente reducción de emisiones a la atmósfera de 5.000 t de CO 2 .

 

Además, la incorporación de los proyectos de CMI al Programa de ayudas del ICAEN constituye una doble meta: en primer lugar, porque en toda Cataluña sólo se han reconocido y aprobado 63 iniciativas en esta convocatoria; pero, sobre todo, porque son los únicos admitidos de la industria cementera catalana. Ambas iniciativas se enmarcan en la categoría de Mejora de la tecnología en equipos y procesos industriales, que tiene como objetivo "incentivar y promover las actuaciones en el sector industrial que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono y el consumo de energía final, mediante la mejora de la eficiencia energética, contribuyendo a alcanzar los objetivos de reducción del consumo de energía final que fija la Directiva 2012/17 / UE del Parlamento Europeo".